Comenzamos con Abril

Os proponemos hoy abrir una ventana serena al continuo aprendizaje de la vida, a este paisaje de contrastes en el que se hace necesario detenerse para distinguir qué hay de bueno en las cosas que nos pasan, en las que viven nuestros niños o en las que soñamos para ellos.  Y como nosotros mismos estamos hechos de contrastes, hemos titulado este espacio DE BARRO Y ESTRELLAS en honor a ese cielo y esa tierra de la que formamos parte, a la materia y al espíritu, a las luces y las sombras que conforman nuestra profunda humanidad llamada, por otra parte, a lo infinito.

Es en esta ventana, que hoy estrenamos con ilusión, donde os propondremos asomarnos cada cierto tiempo para contemplar la actualidad, nuestras actividades, o simplemente el día a día, desde una nueva perspectiva. Una mirada nueva, que nos lleve a profundizar y que, si es necesario, nos desinstale y nos remueva por dentro.

Seamos claros, no serán respuestas lo que encontremos aquí. Más bien al contrario. Habrá preguntas que nos inviten a hacer más transparentes las miradas y nos impulsen a llevar nuestro pensamiento más allá.

El objetivo no puede ser otro que el de seguir aprendiendo como comunidad educativa y, sobre todo, ir creciendo como personas para ofrecer a nuestros niños la mejor herencia que podrán recibir jamás, la transmisión de aquellos valores que fundamentarán su vida y les llevarán a hacer algo grande con su Barro y sus Estrellas.

Es en abril cuando nace este proyecto. No puede haber nada más esperanzador que la primavera.

¿Te animas a acompañarnos en la aventura?

 

Fdo. Comunicación Corazón de María